método aida

Método AIDA y su relación con marketing

Por su abreviación: Atención, Interés, Deseo y Acción. El método AIDA se define como un método para guiar al cliente potencial de manera satisfactoria a través del embudo de ventas.

Este método se originó en 1898 por Elmo Lewis. Sin embargo a lo largo de los años se ha actualizado por lo que se mantiene vigente, incorporándose en las áreas de marketing, ventas y relaciones públicas. 

Además, este método hace uso del comportamiento del consumidor como clave para considerar lo que piensa, necesita y desea. Para crear e introducir enfoques compatibles con cada una de sus etapas del proceso de compra. 

Las etapas del método AIDA son:

Atención:

En esta fase, el objetivo es atraer la atención del consumidor. Es necesario llamar su atención y destacar. La idea es ofrecer algo que realmente despierte la curiosidad del público. Un enfoque que también ayuda a tu empresa a destacarse de la competencia.

Interés:

Una vez que el consumidor sabe que tu producto existe, es momento de despertar y mantener su interés. La finalidad es crear acciones que ayuden a incrementar el interés en la compra. Para ello, es importante resaltar los beneficios de tu producto o servicio. El cómo puede solucionar el problema que tiene tu cliente. 

Deseo:

El tercer paso es que tu consumidor desee el producto. El fin es centrar el mensaje en cómo el producto satisface los deseos del consumidor.  En este punto, quizá, el cliente potencial haya investigado a otras empresas. Por lo tanto, es relevante mostrar que los beneficios solo se pueden adquirir si la compra es realizada con tu empresa. 

Acción: 

En esta etapa es importante que la llamada de acción sea clara, especifique cuál es el siguiente paso que el consumidor debe hacer. Es decir, estímulos que guían a tomar la decisión de compra. Podrás integrar elementos de urgencia o escasez con la finalidad de que el futuro cliente realice la compra. 

El método AIDA es uno de los modelos más utilizados por su fácil comprensión y aplicación. Los profesionales del marketing debemos saber analizar cada una de estas etapas, para conseguir guiar al cliente a través de las mismas hasta lograr que se cierre la venta.

Si requieres un asesoramiento, ¡Contáctanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.